Unas buenas actividades

0051. Estudio asistido. Los socios disponen de una sala de estudio con todas las condiciones de instalación y de silencio necesarias. Si lo desean, pueden seguir un plan de trabajo de acuerdo con su preceptor.
2. Talleres. Maquetismo, pintura, guitarra, aeromodelismo, biología, teatro, fotografía, etc. Estas actividades facilitan
la adquisición de algunas habilidades y desarrollan virtudes humanas como el orden, la paciencia, la constancia, etc.
3. Naturaleza. Muchos fines de semana y en vacaciones se programan excursiones a di-versos parajes naturales que permiten conocer, aprender a respetar y a disfrutar del entorno. Monitores expertos atienden a su aprovechamiento y a la seguridad de los participantes.
4. Deporte. Hay muchas actividades deportivas -fútbol, vela, pádel, etc.- a través de las cuales los “socios aprenden a formar equipo, a ser constantes y a tener afán de superación.
5. Solidaridad. Encauza la formación que se imparte en el Club hacia acciones concretas de ayuda social. Según la edad de los participantes, incluye: jornadas de voluntariado, participación en programas de ONG, atención de discapacitados, clases de apoyo para niños en barrios marginales, etc.
6. Formación cristiana. Para conocer los fundamentos de la fe y sus implicaciones en la vida diaria, y estar en condiciones de asumir con libertad los retos que plantea en la sociedad actual. En esta tarea colaboran un Capellán, sacerdote del Opus Dei, y los preceptores.
7. Cursos de Orientación Familiar para padres. Un grupo de expertos, diplomados en Orientación Familiar, organiza estos cursos para todos los padres y madres que quieran asistir.

 

“El estudio es la actividad central del club. En torno al estudio -verdadera escuela de virtudes- se configura la programación de todas las demás actividades”

(Director técnico de un Club Juvenil)

Compártelo...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario